Himno Joven Carmelita

Para ti que anhelas vivir en plenitud,
para ti que buscas a Dios.
Si la indiferencia te acecha alrededor,
si al que calla le das tu voz.

Para ti que ves en tu hermano al mismo Dios,
para ti que ofreces perdón,
Si el que sufre tiene un lugar en tu oración,
si algo crece en tu corazón.

¡No, no!

No tengas miedo a ser valiente,
con la valentía de los Santos,
sube hasta la cima y serás fuerte,
que tu sencillez, sea una alabanza (bis) a Dios.

Te debemos, Madre, tantas cosas por tu amor,
por tu entrega y tu fidelidad,
el sentir profundo de una vida para Dios,
la justicia y fraternidad.

Fue la sencillez tu modo de alabar a Dios,
amor a María y oración.
Hoy, Madre Elisea, nuestra vida es inquietud,
tus pasos queremos andar.

¡No, no!

No tengas miedo a ser valiente,
con la valentía de los Santos,
sube hasta la cima y serás fuerte,
que tu sencillez, sea una alabanza (bis) a Dios.

Autor: Agustín Sánchez López